Menu
A+ A A-


NOCHE DE BOX EN EL CLUB 'EL PORVENIR'

El Centro de Empleados de Comercio de Quilmes (CECQ), realizó la tradicional velada de Box en el Club El Porvenir que tuvo como principal figura el regreso de Isidro Ranoni Prieto - boxeador apadrinado por el gremio - quién peleó por el Título Sudamericano Semi-pesado contra Cesar Reynoso.

El espectáculo volvió a demostrar nuevamente una gran concurrencia de afiliados al gremio y amantes del box que asistieron desde los distintos puntos de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela para disfrutar de los seis combates previstos para esa noche. El secretario General del CECQ, Roberto ‘Mata’ Rodríguez, anunció ante la prensa que en breve –ya que no pudieron llegar para esta ocasión- estarán habilitadas las nuevas plateas que se construyeron junto con el gimnasio, un salón de usos múltiples, y demás instalaciones que “serán en beneficio de todos los trabajadores mercantiles”. 

Rodríguez también adelantó a los medios presentes parte del cronograma de actividades de festejo por el Día del Empleado de Comercio que se conmemora el próximo 26 de septiembre.
Durante los anuncios el ‘Mata’ estuvo acompañado por el presidente del Concejo Deliberante de Berazategui (HCD), Juan José Mussi; además de miembros de comisión directiva, entre ellos: Raúl 'Pipi' Brandán (secretario Adjunto); Sergio Sánchez (secretario de Previsión), Alejandro Valtuille (secretario de Actas); Oscar Alfredo Coria (secretario de Finanzas).

Leer más ...

PRESENTARON LA BIOGRAFÍA NO AUTORIZADA DE J. J. MUSSI

El periodista y escritor, Alberto Moya, de extensa trayectoria en medios periodísticos de la región y nacionales, presentó formalmente su libro "...y después la gente va y lo vota”, un trabajo biográfico crítico de Juan José Mussi, el más longevo barón del conurbano; hombre fuerte de Berazategui, donde fue cuatro veces intendente, además de ministro de Salud de la Provincia, y dos veces secretario de Estado de la Nación, para recalar en los últimos meses en La Plata como diputado del Frente para la Victoria (FpV).

El libro de este colega recorre "el ascenso de Mussi en estos 30 años de democracia más algunos hallazgos respecto de su participación en los años ’70: la toma del Hospital San Martín en que los Montoneros lo colocaron como director; su pase a la ortodoxia luego de la plaza 'imberbe', y su complicidad con los represores de la época de la Triple A en que retuvo a parturientas engrilladas a las camillas", explicó a este medio.

"Ya en esta democracia, -detalla Moya- la historia recuerda las denuncias contra Mussi en la causa por el vaciamiento de IOMA; el escándalo de los corralones fantasmas en el que habría comprado material sobrevaluado; sus cuatro derrotas electorales en menos de una década; la fallida suspensión de la Intendencia; su ascenso al Ministerio de Salud; su interpelación por la no rendición de cuentas millonarias; la ‘vendetta’ de su mano derecha que, como arrepentido, denunció la corrupción de la que fue parte; se fracaso como secretario de Ambiente con escándalos que llevaron a la Corte Suprema de la Nación a apartar a un magistrado por un negociado con empresas familiares; su relación con ese juez amigo suyo y los antecedentes locales de destrucción del ecosistema".

El libro ya había sido compartido como adelanto en algunos medios de la provincia y con interesados –sobre todo– de ámbitos ecologistas, como las convocatorias de los festivales ambientalistas en Villa Elisa y en la Estación Pereyra; la presentación que hiciera de un diputado provincial; la charla por el día del Periodista en la Escuela de Comunicación Sinergia, de Varela; la proyección de Desierto Verde; junto a las victimas de los agrotóxicos en Córdoba; su presencia en el VI Encuentro Socio Ambiental de Bs. As. en la Facultad de Ciencias Naturales de la UBA; la charla en la cárcel de Varela y la disertación para el Congreso Latinoamericano Ambiental en la Universidad Nacional de Gral. Sarmiento, el pasado 30 de octubre, entre otros.

Antes de cerrar el año, en la semana de la autonomía del distrito de Berazategui, Moya eligió mostrar su trabajo en la Asociación de Estudiantes Universitarios (ADEU) de la mencionada ciudad, donde fue presentado por otro periodista, Daniel Fernández (comunicador con una basta trayectoria en medios nacionales y que en Hudson fuera el director del periódico El Pueblo hasta mediados de la década del ’90).

El libro verde con la biografía periodística de Mussi, que cuenta con una nota introductoria de Horacio Verbitsky, 80 imágenes interiores, 400 páginas y 1700 citas informativas, puede adquirirse $150 en librerías cuyas direcciones pueden elegirse en https://www.facebook.com/librodealbertomoya o en el sitio Alberto Moya –Libros y conferencias–: El libro verde de Mussi

Leer más ...

HONDO PESAR POR LA PARTIDA DE QUIQUE KRAFT

(Escribe Alberto Moya)

Murió amasando, sí; pero a diferencia del lugar común que sospecha que los políticos amasan fortunas, el ex vicepresidente del Concejo Deliberante sobrevivía con la venta de sus panificados.

El pelirrojo Enrique Santiago Kraft tenía 61 años (había nacido el 14 de marzo del año siguiente al de la muerte de Evita) y un largo historial político en Juan María Gutiérrez, localidad donde vivió desde su infancia.

Cumplió los 20 a poco de que Héctor Cámpora, con el apoyo de la “Juventud maravillosa”, ganara la Presidencia de la Nación. Trabajaba en la fábrica Parafina del Plata (del grupo Soldati) cuando fue marcado por su peronismo en favor de los compañeros. Tres años después, la dictadura le propinó la peor experiencia de su vida, de la que casi nunca habló.

Después de la aventura militar en Malvinas, acrecentó su militancia junto al sector de quien fuera secretario de Gobierno municipal antes del Golpe. Así, fue incluido en la lista del PJ como concejal suplente en las elecciones 30 de octubre de 1983.

Se integró al gobierno de Arturo Ramón y continuó en la Municipalidad al arribo de JJ Mussi (1987) pero cuando el primer intendente intentó suceder al hombre de Plátanos, hacia junio de 1991, Kraft renunció a su puesto de interventor en el Cementerio y se quedó junto a Ramón.

En la elección del 28 de julio, cumplió su parte: Gutiérrez fue el único circuito que Mussi no pudo ganar.

Dos años después, Ramón fue en unidad con Mussi en procura de una diputación provincial. Pero Kraft no negoció en ésa, armó una lista opositora con Dante Palladino, Mario Neme, Norberto Filippi y ‘Tito’ Geneiro.

En 1994, formó parte de quienes denunciaron “la campaña sucia” del mussismo con una conferencia de prensa en Casa Roma junto al diputado Daniel del Corral (UCR) y los peronistas Mario Giacobbe, Abel Miccio, Filippi y Héctor Moreyra.

Para las internas de 1997, ‘Quique’ también estuvo entre quienes enfrentaron al mussismo.

Su manejo territorial lo convirtió en una pieza fundamental para cada intento de disputar la hegemonía al oficialismo. Eso contribuyó a su fama de invencible en su localidad. Mantuvo ese prestigio en varias elecciones.

Así llegó a la de 2003, en que formó parte del armado de Roberto ‘Mata’ Rodríguez y Geneiro quienes le opusieron el mayor desafío al mussismo y arrebataron la minoría que le permitió a Quique ir en octavo lugar de la lista del PJ, por delante de Margarita Mateo.

Entró al Concejo, gracias a la post crisis del 2001 en que todos los escaños fueron para peronistas. En ese contexto, maniobró cerca de la única conducción posible a la espera de una oportunidad para hacer algo. Así logró ser electo vicepresidente del HCD.

Aquel fue el año de asunción de Néstor Kirchner, con quienes se alinearon varios disidentes mientras Mussi seguía siendo duhaldista.

En 2005, cuando la esposa del presidente –propuesta para senadora– enfrentó a la mujer de Duhalde, Quique fue de los primeros en sumarse a la construcción del Frente para la Victoria, aprovechando su condición de congresal partidario, lograda con la epopeya de 2003.

Fue el único concejal después de Angel Gallese, que supo que estaba armando una movida judicial en torno al caso de El Arrepentido de la corrupción mussista (Rubén Aicardi); fue una de mis fuentes de la presencia de Omar Fassi Lavalle haciendo negociados en el Concejo Deliberante una década antes así como de los pagos de sobresueldos a concejales.

En los primeros años en que el kirchnerismo aumentaba su popularidad, evaluó que podía ganársele a Mussi si se nacionalizaba la campaña local. Creyó un error que Mario Giacobbe priorizara hacer propaganda con su cara y la de Jorge Sívori antes que oponer a ‘Chiche’ Duhalde la imagen de CFK. (Ricardo Giacobbe dice que le ganaron aquella elección a Patricio M., quien revirtió con los votos aportados por el torturador Luis Patti).

En una sesión de homenaje a las víctimas del Golpe de Estado de tres décadas antes, Quique sorprendió a todos con su relato de cómo había sido secuestrado por su trabajo en la sucursal Gutiérrez de Parafina y había sido llevado a los centros de tortura. Nunca había querido hacer política con aquello.

Como presidente del bloque del FpV fue quien más esfuerzo puso (como reconociera M. Giacobbe) por mantener unidos a los siete concejales de sectores diversos que resistieron los embates mussistas, como el engendro de abril de 2006, (que comenzó a tratarse un 28 de diciembre) para instalar medidores de agua en casas y comercios.

Su cercanía al gremio mercantil lo llevó a contactarse con Julio Ledesma, líder del sindicato en La Matanza (luego, legislador provincial), con quien compartió varios actos, desde un Congreso en Mar del Plata (el 21 de octubre de 2006) con el árbitro Javier Castrilli, hasta otro mitin en su terruño, junto a Roberto ‘Gallego’ Fernández y su jefe, el titular del ONABE.

Hacia 2007, participó de actos en la Casa Rosada, se anotó como pre candidato K y votó en el Congreso del PJ bonaerense el 10 de agosto en el Club Lanús, donde se apoyó la candidatura de CFK para Presidente de la Nación.

Pero pronto sintió que el FpV que había sido de los primeros en crear, le pagaba mal.

Se fue con el quilmeño Eduardo Camaño, operador de Roberto Lavagna, de quien fue su candidato a intendente y le ganó al radical Mario Raitman, que también iba con Lavagna-Gerardo Morales. Su boleta 502 de Sociedad Justa obtuvo 864 votos más que la lista 3.

Luego de las elecciones, mantuvo su oposición al mussismo. Por caso, votó en contra de la suba de las tasas (el 13 de noviembre de 2007). No fue el caso de Vilma Burgos, ingresada a la lista del FpV por el propio Quique, quien recibió cuestionamientos internos luego de que la comerciante de JM Gutiérrez se pasara al oficialismo y, entre otras cosas, votara la ordenanza 4039 con el aumento que perjudicaba a los vecinos.

Uno de quienes discutió con él fue Luis Terminiello, quien no tardó en arrepentirse de haber tensado la cuerda con ese “buen tipo”.

Para las elecciones del 28 de junio de 2009 (cuando Kirchner y JJ Mussi fueron testimoniales) Quique fue el candidato de la tira para concejales del Frente Es Posible (de Rodríguez Saa).

Como le tocó vivir en una localidad con pocos habitantes, su caudal de votos era exiguo en comparación con barrios más populosos. Aún así, comentaba a mitad de camino entre el lamento y el orgullo, que otras fuerzas opositoras enviaran punteros a trabajar en su zona, donde ya el mussismo había tenido que concentrar esfuerzos tan variados como los que iban de Zulma Calvo a Alberto Quarchioni, casi siempre infructuosos.

Al año siguiente, fue como secretario del edil Ariel Ramón, también opositor local.

En 2011, encabezó la lista que armó Nicolás Terrera para competir contra la de Geneiro por el duhaldismo. Abrió el acto de presentación el 14 de julio junto al ex ministro Hugo Toledo; el histórico bombista ‘Tula’ y Ramón Landajo, quien fuera secretario privado de Juan Perón.

Quique relató: “Estuve cuatro años como concejal. Fue una experiencia muy difícil, porque siendo opositor el oficialismo te aniquila, pero le dediqué mi vida militante a la política y no me devolvió nada. Siempre viví de mi actividad privada. Hasta que este joven vino a pedirme que lo ayudase. Yo pensé ‘pobre muchacho, qué puedo aportar si ya estoy retirado’”.

En aquellas primeras elecciones PASO, su lista consiguió la minoría pero cuando Terrera se abstuvo de compartirla, Kraft no quitó los pies del plato y permaneció en el segundo lugar que le correspondía.

Para la siguiente compulsa, se reencontró con sus viejos compañeros peronistas, esta vez en el Frente Renovador, presentado con un acto hacia febrero de 2013 en la sede del gremio de Estaciones de Servicio del Cruce Varela y formó parte de la conducción junto a Geneiro. Su cuenta de facebook aún mantiene el eslogan “Yo estoy”, que había ideado para acompañar al massismo que creía ganador y que llegó a ver hecho realidad.

Aunque si era por realizar algún sueño, pretendía que todo JM Gutiérrez tuviera cloacas, algo que ninguno de los punteros mussistas de su zona ha encarado.

A la vez que militaba, siempre con humildad, bonhomía y buenos modos, trabajaba en su panificadora El Maná. Él, que siempre era convocado por lo más granado de la política local (Ramón, Mussi, Palladino, Mata Rodríguez, Sívori, Giacobbe o Geneiro) no tuvo empacho en vivir sus últimos días como panadero.

Soportó una enfermedad terminal hasta la víspera del 26 de julio, aniversario de la muerte de Evita. No podía esperarse mejor ofrenda por parte de un peronista como él.

Leer más ...

VIENE LA PRESIDENTE A INAUGURAR LA PLANTITA DE PRE TRATAMIENTO CLOACAL

Hoy a las 17, la Presidente Cristina Fernández de Kirchner visitará Berazategui, luego de varios intentos frustrados en lo que va del mes. Lo hará para inaugurar una obra varias veces conflictiva y con un largo historial que incluyó actos de violencia.

 

Lo que no contarán

El primero en llamar la atención pública sobre la necesidad de “construir una planta potabilizadora” para el río fue el entonces concejal Hugo Guerrieri, quien por entonces  creaba la Unión para la Participación Popular (septiembre  1991).

La construcción de la depuradora que debía hacerse hacia 1998, fue obturada por la secretaria de Ambiente, María Julia Alsogaray:

En una jugada de peronismo de alta escuela, como gusta decir, Menem movió la Dama. En febrero de 1997, abrió la renegociación del contrato mediante un decreto (149/97) que encomendó la tarea a la Secretaría de Recursos Naturales. O sea, a La Hija del Capitán. Sin explicación, se apartó al Ente Regulador, el órgano de control y fiscalización, y se excluyó de las decisiones a Buenos Aires, ciudad y provincia. Los documentos con los que la propia empresa propuso la renegociación (citados en un trabajo del asesor del Senado, Lic. Américo García) son elocuentes: la regulación exigió con demasiada rigidez el cumplimiento de un plan cuyas metas eran demasiado ambiciosas “obedeciendo a las necesidades licitatorias”. Nunca se propusieron honrar lo firmado. Ni iniciaron la Cuarta Cloaca ni la Planta Depuradora.[1]

El primero en llevar esto a la Justicia fue el edil (UCR) Esteban Biondo, y no el mussismo, que se montó después.

Hacia 2004, Mussi mandó a sobrevolar el río para certificar lo que se percibía a 1,5 Km de la costa. Empezaba a presionar en la negociación contra una multinacional francesa. Habló con los dos diarios más grandes del país:

(…) Desde el cielo se ve un gran lunar en el Río de la Plata: la huella de la descarga de los desechos cloacales de cinco millones de personas que llegan a Berazategui. Mussi aseguró: “Cuando Aguas Argentinas tomó la concesión (1993), debía construir una planta depuradora. Nunca la hizo. La Cámara Federal 2 de La Plata obligó a realizar la obra pero Aguas apeló y debe definirlo la Corte. Ahora el presidente Kirchner firmó con Aguas un acta en la que acuerda obras, pero no incluye la planta”. Berazategui está perdiendo que se construyan barrios privados en la costa.[2]

Al día siguiente, el otro diario ilustraba con foto que “la mancha puede verse desde el aire”.

(…) Se trata del vertido cloacal sin tratamiento más grande de la Argentina. “Si hay que rediseñar la planta (…) no tenemos problema”, explicó Mussi.[3]

Sobre la problemática planteada en estas notas habrá de operar el negocio más grande de la historia de la ciudad en un solo acto.

El 22 de septiembre de 2004, la Municipalidad, Aguas Argentinas y el Estado se encontraron ante la Corte Suprema, cuya nueva conformación trataba por primera vez una causa que involucró a una empresa privatizada. Afuera, dos mil berazateguenses, con barbijos, pancartas o banderas, cortaron el tránsito y desplegaron centenares de rollos de papel higiénico frente al Palacio de Justicia, todos confundidos con el Foro en Defensa del Río de la Plata que llevó un muy vistoso inodoro gigante que al costado tenía una canilla que simulaba arrojar residuos cloacales. Ante ese marco, Mussi clamó: “No hay alternativa, es la construcción de la planta sí o sí. No vamos a negociar otra cosa”.[4]

Contemplaron la extensión del “caño emisario”, el conducto que lleva los residuos cloacales aguas adentro, de dos a ocho kilómetros.[5]

En la audiencia de conciliación quedó establecido que la financiación para la planta saldría de fondos “fideicomisados” que surgirían de la recaudación de Aguas Argentinas. El gobernador Solá pidió garantizar que “no financiarían la obra con dinero destinado a ampliar la red de cloacas de la provincia”.

Mussi señaló: “para mí es una enorme satisfacción”.[6]

No hay duda.

Fuentes del Ente Tripartito de Obras y Servicios Sanitarios (ETOSS) explicaron que la obra costaría $300 millones. La financiación fue el punto de rispidez, Mussi pidió que se aclarara de dónde saldrían los fondos y dejó expresa mención de que la comuna no los aportaría.[7]

Los berazateguenses movilizados por el aparato comunal estaban instruidos para festejar su anuncio en las escaleras de los tribunales.

El ex concejal Salgado, presidente del Foro, fustigó que la empresa “construiría sólo una planta de PREtratamiento, para el 30% de los residuos, ni siquiera los más contaminantes”. Jorge Etcharrán, secretario de Ambiente en la provincia, destacó: “Hay que vigilar los plazos. La continuidad es fundamental”. Carlos Vila, representante de la Nación en el ETOSS, afirmó: “Es la obra que el municipio se ganó”.[8]

Pues se ganó bien poco. El compromiso de la empresa llegaba diez años tarde.

No se entiende por qué Mussi desistió de los 300 millones de indemnización ordenada desde la Justicia por daño ambiental. Acordó con la empresa: “Con que nos hagan la planta nos damos por satisfechos”. Nunca explicó a qué se debió tanta generosidad con una multinacional.

Para la planta iba a conformarse una comisión especial, que nunca trabajó.[9] Las pruebas del doble discurso fueron notas de tapa:

“La mentira tiene patas cortas”[10]

Lo que Mussi dijo al país, se contradice con lo que firmó con la multinacional. La Planta de Tratamiento de Líquidos Cloacales e Industriales NO se realiza. Sólo edificarán una planta de “PRE Tratamiento”. El sospechoso acuerdo perjudicó a los vecinos.

Hacia septiembre de 2011, iba a realizarse una videoconferencia con CFK, cuando gremialistas de UOCRA y de Obras Sanitarias se cruzaron a golpes y se arrojaron piedras y sillas en las inmediaciones de la plantita depuradora cloacal. Los incidentes provocaron que se cancelase la transmisión que iban a encabezar los Mussi. La Presidenta se limitó a explicar que “Berazategui no se conectó por problemas de comunicación”.

 

Alberto Moya “… Y después la gente va y lo vota”, pp 253-257.

 

[1] Verbitsky: Suma y sigue. Página/12 del 18 de octubre de 1998, pp 10-11 (y en la web)

[2] Pablo Novillo: Alarma por una mancha en el Río de la Plata. Clarín, 12 de mayo de 2004.

[3] Rocha: Afecta a Berazategui el volcado de aguas servidas. La Nación, 13 de mayo de 2004.

[4] Novillo: El reclamo de un municipio llega hoy a la Corte. Clarín, 22 de septiembre de 2004.

[5] Un conflicto por contaminación terminó en la Corte. Página/12 del 23 de septiembre de 2004.

[6] Acuerdan construir una planta depuradora cloacal. La Nación, 22 de septiembre de 2004.

[7] Novillo: Al final, construirán una planta depuradora. Clarín, 23 de septiembre de 2004.

[8] Berazategui tendrá planta depuradora. La Nación, 23 de septiembre de 2004.

[9]Sorteos y descuentos para que más paguen sus impuestos. Clarín, 5 de octubre de 2004.

[10] Art.14, Nº 114, de la 1ª quincena de octubre de 2004.

Leer más ...

Destacado papel de los diputados de Berazategui

Juan Mussi dio la nota por diferenciarse de su bloque. Mario Giacobbe protagonizó un debate de especialistas. Ambos son vocales en la comisión de Seguridad de la Legislatura bonaerense.

Después del común origen en el cafierismo, hace un cuarto de siglo, el joven dirigente vuelve a estar en una trinchera distinta a la del barón del conurbano a quien enfrentó en el distrito desde hace más de tres lustros.

Sus destinos cruzados los encontraron en la misma Cámara de Diputados en la que, tras cuatro horas y media de debate, aprobaron y giraron al Senado el proyecto cuyo tratamiento se había postergado una semana ante el reclamo de varios intendentes. 

Uno por uno

Giacobbe (que además preside la Comisión de Legislación General), diputado del Frente Renovador, es el autor del despacho de minoría para las policías locales, a través del cual, el massismo propuso que el reparto de fondos para la nueva fuerza, debiera hacerse por ley, de forma automática y menos burocrática hacia las Intendencias.

A poco de votar, advirtió que “en el proyecto de policías locales, Scioli le quita facultades a la policía bonaerense. Es muy grave que el gobernador, a dos meses de haber decretado la emergencia en seguridad y anunciar que van a ampliar la dotación policial en varios municipios, trate entre gallos y medianoche, de limitar las facultades que tiene la policía de la Provincia. De esta manera, por ejemplo, ante una denuncia vecinal, le quitan a la Policía la facultad de demorar a personas en circunstancias justificadas y cuando se nieguen a identificarse o no tengan documentos”, alertó en declaraciones radiales.

Pese a las diferencias, adelantó –como expresara su bloque en conferencia de prensa– que apoyaría la ley de policías comunales, aunque con disidencias: “Estamos de acuerdo con una fuerza policial para los municipios pero se debe mejorar aún la iniciativa y escuchar a los intendentes que no quieren una policía atada de pies y manos”. Así lo hizo.

En cambio, Mussi dio la nota al diferenciarse de su bloque FpV; votó en contra de la financiación, un apartado muy criticado por la fuerza liderada por Sergio Massa.

El presidente del bloque Renovador, Jorge Sarghini, tras recordar que el proyecto nació en el seno del grupo de los ocho intendentes que dieron origen al partido, criticó la forma en que se financiará la fuerza y señaló que debía realizarse vía coparticipación.

Giacobbe criticó también la modificación relacionada al uso del arma de fuego. El proyecto sancionado establece que será usada “como última instancia” y que el efectivo de la Policía Local no podrá usar su arma fuera del horario de servicio. Deberá dejar de portar su reglamentaria cuando finalice su horario laboral. “Un policía es policía todo el día; no podemos privarlo de usar su arma reglamentaria” dijo en el recinto. También cuestionó la imposibilidad de que miembros de otras fuerzas de seguridad ingresen a la Policía Municipal y que la Policía no pueda detener a una persona por averiguación de antecedentes, lo que lo enfrentaría más tarde con Marcelo Saín, quien habrá de decir que: “Algunos intendentes leyeron el capítulo del financiamiento y se olvidaron del resto de la ley”.

El diputado de Nuevo Encuentro, coautor de la ley de Policías Locales, se refirió a la polémica en torno a la “resistencia” de algunos intendentes. En QM Noticias, habló del debate con Giacobbe, a quien pidió que “se ponga de acuerdo con Massa”, porque criticó como “reformas retrógradas” cuestiones del proyecto que “el propio Massa elogió”. 

Intendentes preocupados por la financiación

A la hora de la votación final, pidió la palabra Mussi, quien siempre había objetado la financiación; en un momento, se levantó de su banca en medio de la sesión. Regresó para votar pero pidió la palabra y se pronunció contra una cuestión particular del proyecto, y rechazó el título IV del proyecto: el financiamiento.

“No entendíamos porque se fue y lo tuvimos que llamar” dirá un diputado del FpV a Facundo Cottet, del sitio Letra P.

Tanto el bloque del FAUnen como la Izquierda rechazaron el proyecto de Policías Municipales.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS